La Numancia

Miguel de Cervantes
Personas y Figuras ESCIPIÓN, romano. JUGURTA, romano. CAYO MARIO, romano. QUINTO FABIO, romano. CAYO, soldado romano. Cuatro SOLDADOS romanos. Dos NUMANTINOS, embajadores. ESPAÑA. El rio DUERO. Tres MUCHACHOS que representan riachuelos. TEÓGENES, numantino. CARAVINO, numantino. Cuatro GOBERNADORES numantinos. MARQUINO, hechicero numantino. MARANDRO, numantino. LEONICIO, numantino. el que se Dos SACERDOTES numantinos. Un PAJE numantino. Seis PAJES más, numantinos. Un HOMBRE numantino. MILBIO, numantino. Un DEMONIO. Un MUERTO. Cuatro MUJERES de Numancia. LIRA, doncella. Dos CIUDADANOS numantinos. Una MUJER de Numancia. Un HIJO suyo. Otra HIJO de aquélla. Un MUCHACHO, hermano de LIRA. Un SOLDADO numantino. La GUERRA. La ENFERMEDAD. El HAMBRE La MUJER de TEÓGENES. Un HIJO suyo Otro HIJO y una HIJA de TEÓGENES. SERBIO, muchacho. BARIATO, muchacho, que es arroja de la torre. Un NUMANTINO. ERMILIO, soldado romano. LIMPIO, soldado romano. La FAMA.
Jornada Primera Entra ESCIPIÓN, y JUGURTA, y MARIO, y QUINTO FABIO, hermano de ESCIPIÓN, romanos . ESCIPIÓN: Esta difícil y pesada carga line 1 que el Senado romano me ha encargado, line 2 tanto me aprieta°, me fatiga y carga, line 3 que ya sale de quicio mi cuidado line 4 De guerra y curso tan extraña y larga line 5 y que tantos romanos ha costado, line 6 ¿quién no estará suspenso° al acaballa? line 7 ¡Ah! ¿Quién no temerá de renovalla? line 8 JUGURTA: ¿Quién, Cipión°? Quien tiene la ventura°, line 9 el valor, nunca visto, que en ti encierras, line 10 pues con ella y con él está segura line 11 la vitoria y el triunfo destas guerras. line 12 ESCIPIÓN: El esfuerzo regido con cordura line 13 allana° al suelo las más altas sierras, line 14 y la fuerza feroz de loca mano line 15 áspero vuelve lo que está más llano; line 16 mas no hay que reprimir, a lo que veo, line 17 la furia del ejército presente, line 18 que, olvidado de gloria y de trofeo, line 19 yace embebido en la lascivia ardiente; line 20 y esto sólo pretendo°, esto deseo: line 21 volver a nuevo trato nuestra gente, line 22 que, enmendando primero al que es amigo, line 23 sujetaré más presto al enemigo. line 24 ¡ Mario! line 25 MARIO: ¿Señor? line 26 ESCIPIÓN: Haz que a noticia venga line 27 de todo nuestro ejército, en un punto, line 28 que, sin que estorbo alguno le detenga, line 29 parezca en este sitio todo junto, line 30 porque una breve plática de arenga line 31 les quiero hacer. line 32 MARIO: Harélo° en este punto. line 33 ESCIPIÓN: Camina, porque es bien que sepan todos line 34 mis nuevas trazas y sus viejos modos. line 35 Vase MARIO. JUGURTA: Séte decir, señor, que no hay soldado line 36 que no te tema juntamente y ame; line 37 y porque ese valor tuyo extremado, line 38 de Antartico a Calixto se derrame, line 39 cada cual con feroz ánimo osado, line 40 cuando la trompa a la ocasión les llame, line 41 piensa hacer en tus servicios cosas line 42 que pasen las hazañas fabulosas. line 43 ESCIPIÓN: Primero es menester que se refrene line 44 el vicio que entre todos se derrama; line 45 que si éste no se quita, en nada tiene line 46 con ellos que hacer la buena fama. line 47 Si este daño común no se previene line 48 y se deja arraigar su ardiente llama, line 49 el vicio sólo puede hacernos guerra line 50 más que los enemigos de esta tierra. line 51 Tocan a recoger, y échase de adentro este bando: <<Manda nuestro general line 52 que se recojan armados line 53 luego todos los soldados line 54 en la plaza principal, line 55 y que ninguno no quede line 56 de parecer a esta vista, line 57 so pena que de la lista line 58 al punto borrado quede.>> line 59 JUGURTA: No dudo yo, señor, sino que importa line 60 recoger con duro freno la malicia, line 61 y que se al soldado rienda corta line 62 cuando él se precipita en la injusticia. line 63 La fuerza del ejército se acorta line 64 cuando va sin arrimo de justicia line 65 aunque más le acompañen a montones line 66 mil pintadas banderas y escuadrones. line 67 Entra un alarde de soldados, armados a lo antiguo, sin arcabuces , y ESCIPIÓN se sube sobre una peña que estará allí, y dice : ESCIPIÓN: En el fiero ademán, en los lozanos line 68 marciales aderezos y vistosos, line 69 bien os conozco, amigos, por romanos; line 70 romanos, digo, fuertes y animosos; line 71 mas en las blancas delicadas manos line 72 y en las teces de rostros tan lustrosos, line 73 allá en Bretaña parecéis criados, line 74 y de padres flamencos engendrados. line 75 El general descuido vuestro, amigos, line 76 el no mirar por lo que tanto os toca, line 77 levanta los caídos enemigos, line 78 que vuestro esfuerzo y opinión apoca. line 79 Desta ciudad los muros son testigos, line 80 que aun hoy está cual bien fundada roca, line 81 de vuestras perezosas fuerzas vanas, line 82 que sólo el nombre tienen de romanas. line 83 ¿Pareceos, hijos, que es gentil hazaña line 84 que tiemble del romano nombre el mundo, line 85 y que vosotros solos en España line 86 le aniquiléis y echéis en el profundo? line 87 ¿Qué flojedad es esta tan extraña? line 88 ¿Qué flojedad? Si yo mal no me fundo, line 89 es flojedad nacida de pereza, line 90 enemiga mortal de fortaleza. line 91 La blanda Venus con el duro Marte line 92 jamás hacen durable ayuntamiento; line 93 ella regalos sigue, él sigue arte line 94 que incita daños y furor sangriento. line 95 La cipria diosa estése agora aparte; line 96 deje su hijo nuestro alojamiento, line 97 que mal se aloja en las marciales tiendas line 98 quien gusta de banquetes y meriendas. line 99 ¿Pensáis que sólo atierra la muralla line 100 el almete y la acerada punta, line 101 y que sólo atropella la batalla line 102 la multitud de gentes y armas junta? line 103 Si esfuerzo de cordura no señala, line 104 que todo lo previene y lo barrunta, line 105 poco aprovechan muchos escuadrones, line 106 y menos infinitas municiones. line 107 Si a militar concierto se reduce, line 108 cualque pequeño ejército que sea, line 109 veréis que como sol claro reluce, line 110 y alcanza las vitorias que desea; line 111 pero si a flojedad él se conduce, line 112 aunque abreviado el mundo en él se vea, line 113 en un momento quedará deshecho line 114 por más reglada mano y fuerte pecho. line 115 Avergonzaos, varones esforzados, line 116 porque, a nuestro pesar, con arrogancia, line 117 tan pocos españoles, y encerrados, line 118 defiendan este nido de Numancia. line 119 Diez y seis años son y más pasados line 120 que mantienen la guerra y la ganancia line 121 de haber vencido con feroces manos line 122 millares de millares de romanos. line 123 Vosotros os vencéis, que estáis vencidos line 124 del bajo antojo y femenil, liviano, line 125 con Venus y con Baco entretenidos, line 126 sin que a las armas extendáis la mano. line 127 Correos agora, si no estáis corridos, line 128 de ver que este pequeño pueblo hispano line 129 contra el poder romano se defienda, line 130 y, cuanto más rendido, más ofenda. line 131 De nuestro campo quiero, en todo caso, line 132 que salgan las infames meretrices, line 133 que de ser reducidos a este paso, line 134 ellas solas han sido las raíces. line 135 Para beber no quede más de un vaso, line 136 y los lechos, un tiempo ya felices, line 137 llenos de concubinas, se deshagan, line 138 y de fajina y en el suelo se hagan. line 139 No me huela el soldado otros olores line 140 que el olor de la pez y de resina, line 141 ni por golosidad de los sabores line 142 traiga siempre aparato de cocina: line 143 que el que usa en la guerra estos primores line 144 muy mal podrá sufrir la cota fina; line 145 no quiero otro primor ni otra fragancia line 146 en tanto que español viva en Numancia. line 147 No os parezca, varones, escabroso line 148 ni duro este mi justo mandamiento, line 149 que al fin conoceréis ser provechoso, line 150 cuando aquél consigáis de vuestro intento. line 151 Bien se os ha de hacer dificultoso line 152 dar a vuestras costumbres nuevo asiento; line 153 mas, si no las mudáis, estará firme line 154 la guerra que esta afrenta más confirme. line 155 En blandas camas, entre juego y vino, line 156 hállase mal el trabajoso Marte; line 157 otro aparejo busca, otro camino; line 158 otros brazos levantan su estandarte; line 159 cada cual se fabrica su destino; line 160 no tiene allí fortuna alguna parte; line 161 la pereza fortuna baja cría; line 162 la diligencia, imperio y monarquía. line 163 Estoy con todo esto tan seguro line 164 de que al fin mostraréis que sois romanos, line 165 que tengo en nada el defendido muro line 166 destos rebeldes bárbaros hispanos; line 167 y así, os prometo por mi diestra y juro line 168 que, si igualáis al ánimo las manos, line 169 que las mías se alarguen en pagaros, line 170 y mi lengua también en alabaros. line 171 Míranse los soldados unos a otros, y hacen señas a uno de ellos, que se llama CAYO MARIO, que responda por todos, y dice : MARIO: Si con atentos ojos has mirado, line 172 ínclito general, en los semblantes line 173 que a tus breves razones han mostrado line 174 los que tienes agora circunstantes, line 175 cuál habrás visto sin color, turbado, line 176 y cuál con ella, indicios bien bastantes line 177 de que el temor y la vergüenza a una line 178 nos aflige, molesta e importuna: line 179 vergüenza, de mirar ser reducidos line 180 a término tan bajo por su culpa, line 181 que viendo ser por ti repreendidos, line 182 no saben a esa falta hacer disculpa; line 183 temor, de tantos yerros cometidos; line 184 y la torpe pereza que los culpa line 185 los tiene de tal modo, que se holgaran line 186 antes morir que en esto se hallaran. line 187 Pero el lugar y el tiempo que los queda line 188 para mostrar alguna recompensa, line 189 es causa que con menos fuerza pueda line 190 fatigarte el rigor de tal ofensa. line 191 De hoy más, con presta voluntad y leda, line 192 el más mínimo destos cuida y piensa line 193 de ofrecer sin revés a tu servicio line 194 la hacienda, vida, honra en sacrificio. line 195 Admite, pues, de sus intentos sanos line 196 al justo ofrecimiento, señor mío, line 197 y considera al fin que son romanos, line 198 en quien nunca faltó del todo brío. line 199 Vosotros levantad las diestras manos, line 200 en señal que aprobáis el voto mío. line 201 SOLDADO. 1 Todo lo que habéis dicho confirmamos. line 202 SOLDADO. 2 Y lo juramos todos. line 203 TODOS. Sí, juramos. line 204 ESCIPIÓN: Pues, arrimado a tal ofrecimiento, line 205 crece ya desde hoy mi confianza, line 206 creciendo en vuestros pechos ardimiento line 207 y del viejo vivir nueva mudanza. line 208 Vuestras promesas no se lleve el viento; line 209 hacerlas verdaderas con la lanza; line 210 que las mías saldrán tan verdaderas, line 211 cuanto fuere el valor de vuestras veras. line 212 SOLDADO. 1 Dos numantinos con seguro vienen line 213 a darte, Cipión, una embajada. line 214 ESCIPIÓN: ¿Por qué no llegan ya? ¿En qué se detienen? line 215 SOLDADO. 1 Esperan que licencia les sea dada. line 216 ESCIPIÓN: Si son embajadores, ya la tienen. line 217 SOLDADO. 1 Embajadores son. line 218 ESCIPIÓN: Daldes entrada; line 219 que, aunque descubran cierto falso pecho, line 220 al enemigo siempre de provecho, line 221 jamás la falsedad vino cubierta line 222 tanto con la verdad, que no mostrase line 223 algún pequeño indicio, alguna puerta line 224 por donde su maldad se entestiguase. line 225 Oír al enemigo es cosa cierta line 226 que siempre aprovechó más que dañase, line 227 y, en las cosas de guerra, la experiencia line 228 muestra que lo que digo es cierta ciencia. line 229 Entran dos NUMANTINOS, embajadores . NUMANTINO 1: Si nos das, gran señor, grata licencia, line 230 decirte he la embajada que traemos; line 231 do estamos, o ante sola tu presencia, line 232 todo a lo que venimos te diremos. line 233 ESCIPIÓN: Decid; que adondequiera doy audiencia. line 234 NUM. 1: Pues con ese seguro que tenemos, line 235 de tu real grandeza concedido, line 236 daré principio a lo que soy venido. line 237 Numancia, de quien yo soy ciudadano, line 238 ínclito general, a ti me envía, line 239 como al más fuerte capitán romano line 240 que ha cubierto la noche y visto el día, line 241 a pedirte, señor, la amiga mano, line 242 en señal de que cesa la porfía line 243 tan trabada y cruel de tantos años, line 244 que ha causado sus propios y tus daños. line 245 Dice que nunca de la ley y fueros line 246 del Senado romano se apartara line 247 si el insufrible mando y desafueros line 248 de un cónsul y otro no le fatigara. line 249 Ellos con duros estatutos fieros line 250 y con su extraña condición avara line 251 pusieron tan gran yugo a nuestros cuellos, line 252 que forzados salimos del y dellos; line 253 y en todo el largo tiempo que ha durado line 254 entrambas partes la contienda, es cierto line 255 que ningún general hemos hallado line 256 con quien poder tratar algún concierto line 257 Empero agora, que ha querido el hado line 258 reducir nuestra nave a tan buen puerto, line 259 las velas de la gavia recogemos line 260 y a cualquiera partido nos ponemos. line 261 No imagines que temor nos lleva line 262 a pedirte las paces con instancia, line 263 pues la larga experiencia ha dado prueba line 264 del poder valeroso de Numancia. line 265 Tu virtud y valor es quien nos ceba, line 266 y nos declara que será ganancia line 267 mayor que cuantas desear podemos, line 268 si por señor y amigo te tenemos. line 269 A esto ha sido la venida nuestra. line 270 Respóndenos, señor, lo que te place. line 271 ESCIPIÓN: ¡Tarde de arrepentidos dais la muestra! line 272 Poco vuestra amistad me satisface. line 273 De nuevo ejercitad la fuerte diestra, line 274 que quiero ver lo que la mía hace; line 275 quizá que ha puesto en ella la ventura line 276 la gloria nuestra y vuestra sepultura. line 277 A desvergüenza de tan largos años, line 278 es poca recompensa pedir paces. line 279 Seguid la guerra y renovad los daños. line 280 Salgan de nuevo las valientes haces. line 281 NUM. 1: La falsa confianza mil engaños line 282 consigo trae; advierte lo que haces, line 283 señor, que esa arrogancia que nos muestras line 284 remunera el valor en nuestras diestras; line 285 y pues niegas la paz que con buen celo line 286 te ha sido por nosotros demandada, line 287 de hoy más la causa nuestra con el cielo, line 288 quedará por mejor calificada, line 289 y antes que pises de Numancia el suelo, line 290 probarás do se extiende la indignada line 291 fuerza de aquel que, siéndote enemigo, line 292 quiere ser tu vasallo y fiel amigo. line 293 ESCIPIÓN: ¿Tenéis más que decir? line 294 NUM. 2: No; más tenemos line 295 que hacer, pues tú, señor, ansí lo quieres, line 296 sin querer la amistad que te ofrecemos, line 297 correspondiendo mal de ser quien eres. line 298 Pero entonces verás lo que podremos line 299 cuando nos muestres lo que pudieres: line 300 que es una cosa razonar de paces line 301 y otra romper por las armadas haces. line 302 ESCIPIÓN: Verdad decís; y ansí, para mostraros line 303 si tratar de paz y hablar en guerra, line 304 no os quiero por amigos acetaros, line 305 ni lo seré jamás de vuestra tierra. line 306 Y con esto podéis luego tornaros. line 307 NUM. 1: ¿Que en esto tu querer, señor, se encierra? line 308 ESCIPIÓN: Ya te he dicho que sí. line 309 NUM. 2: Pues, ¡sus!, al hecho; line 310 que guerra ama el numantino pecho. line 311 Vanse los EMBAJADORES, y dice QUINTO FABIO, hermano de ESCIPIÓN: QUINTO. El descuido pasado nuestro ha sido line 312 el que les hace hablar de aquesta suerte; line 313 mas ya es llegado el tiempo y es venido line 314 do veréis nuestra gloria y vuestra muerte. line 315 ESCIPIÓN: El vano blasonar no es admitido line 316 de pecho valeroso, honrado y fuerte. line 317 Tiempla las amenazas, Fabio, y calla, line 318 y tu valor descubre en la batalla; line 319 Aunque yo pienso hacer que el numantino line 320 nunca a las manos de nosotros venga, line 321 buscando de vencerle tal camino, line 322 que más a mi provecho se convenga, line 323 y haré que abaje° el brío y pierda el tino line 324 y que en mesmo° su furor detenga. line 325 Pienso de un hondo foso° rodeallos, line 326 y por hambre insufrible he de acaballos. line 327 No quiero yo que sangre de romanos line 328 colore más el suelo de esta tierra; line 329 basta la que han vertido estos hispanos line 330 en tan larga, reñida y cruda guerra. line 331 Ejercítense agora vuestras manos line 332 en romper y a cavar° la dura tierra, line 333 y cubrirse de polvo los amigos line 334 que no lo están de sangre de enemigos. line 335 No quede de este oficio reservado line 336 ninguno que le tenga preminente. line 337 Trabaje el decurión como el soldado, line 338 y no se muestre en esto diferente. line 339 Yo mismo tomaré el hierro pesado line 340 y romperé la tierra fácilmente. line 341 Haced todos cual yo; veréis que hago line 342 Tal obra, con que a todos satisfago. line 343 QUINTO. Valeroso señor y hermano mío, line 344 bien nos muestras en esto tu cordura; line 345 pues fuera conocido desvarío line 346 y temeraria muestra de locura line 347 pelear contra el loco airado brío line 348 destos desesperados sin ventura. line 349 Mejor será encerrallos como dices, line 350 y quitarles al brío las raíces. line 351 Bien puede la ciudad toda cercarse, line 352 si no es la parte por do el río la baña. line 353 Vanse, y sale ESPAÑA, coronada con unas torres, y trae un castillo en la mano, que significa España . ESPAÑA: ¡Alto, sereno y espacioso cielo, line 354 que con tus influencias enriqueces line 355 la parte que es mayor de este mi suelo line 356 y sobre muchos otros le engrandeces: line 357 muévate a compasión mi amargo duelo, line 358 y, pues al afligido favoreces, line 359 favoréceme a en ansia tamaña, line 360 que soy la sola y desdichada España! line 361 Basta ya que un tiempo me tuviste line 362 todos mis flacos miembros abrasados, line 363 y al sol por mis entrañas de